quevasaestudiar.com

SEGUINOS
TAMBIÉN EN
SEGUINOS
TAMBIÉN EN

3 de 3 resultados



Instituto Nacional de Tecnologia Industrial

Si el sentido de la acción de gobierno está definida por su aporte a la mejora del bienestar de los ciudadanos, la responsabilidad de toda institución pública es obvia: colaborar con ese objetivo de carácter permanente. En consecuencia definimos nuestra visión institucional: El Instituto Nacional de Tecnología Industrial deberá ser reconocido como un servicio público de generación y transferencia de tecnología industrial, que contribuye al bienestar de la sociedad de manera permanente y sustentable. Para ordenar nuestra mirada, debemos distinguir quiénes son nuestros interlocutores: LOS CIUDADANOS En definitiva, ya se ha dicho que son los destinatarios últimos de la acción estatal. Considerados individualmente, el inti debe procurar informarles sobre las formas en que la tecnología industrial condiciona su vida cotidiana, tanto individual como comunitaria. Lo que se traduce en brindarles información tecnológica pertinente, de un modo entendible y sin restricciones. Esta es una de las tareas básicas como inti. Primero los ciudadanos. Libres, informados, vinculados con otros ciudadanos, protegidos y estimulados por el Estado, con sus necesidades básicas satisfechas. Todo lo que se haga, en cualquier ámbito, y por lo tanto también en el inti, debe apoyar ese conjunto de condiciones o al menos, categóricamente, no entrar en contradicción con ellas. LOS CONSUMIDORES El siguiente nivel de interlocución en relación a nuestra actividad es la categoría de consumidor. Quién compra o recibe un bien o servicio y luego lo utiliza, se vincula con la tecnología en varios sentidos: desde la calidad de la prestación, sea un alimento o una computadora; la seguridad, sea por cuestiones de inocuidad o posible problema eléctrico o de resistencia de un material de construcción; la disposición del bien finalizada su vida útil, sea una pila o un televisor. El ciudadano devenido consumidor, ante cada una de estas facetas, debe ser libre de elegir. Debe poder decidir si compra un bien de una menor calidad, compensada por el bajo precio relativo, o a la inversa. Debe poder desinteresarse de cuestionar la seguridad o la inocuidad de un bien antes de adquirirlo, partiendo del supuesto firme que existen normas públicas al respecto, con organismos que se ocupan de dictarlas y supervisar. Debe, finalmente, estar en condiciones de acceder a los bienes que necesita, en suficientes bocas de abastecimiento y con suficiente pluralidad de oferta, para no depender de la selección previa que un comerciante haga por él. El inti puede consolidar este objetivo con la comunicación sobre temas críticos específicos, la actuación como certificador técnico de atributos básicos, la asistencia técnica y fortalecimiento de empresas cuya participación en el mercado evite la concentración de la oferta en pocas manos. Esta condición la hemos caracterizado como de consumidores más libres. Los productores Esta categoría comprende los interlocutores tradicionales del inti. De alguna manera es aquella a quien la cultura histórica de la Institución y del país diría que debemos brindar nuestras prestaciones. Sin embargo, consideramos que existen varias diferencias con relación a la mirada prevaleciente décadas atrás. En primer término, cabe resaltar que si el fin último del trabajo del inti es contribuir al bienestar de los ciudadanos, nuestro trabajo con los productores se dará en ese contexto. Es decir, trabajaremos con los productores para contribuir al bienestar del ciudadano. Nuestra intervención no debe contribuir, ni directa ni indirectamente, a deteriorar la condición laboral de un trabajador o a dañar el medio ambiente o a favorecer situaciones de monopolio, entre tantas alternativas en que se favorece a algunos pero se perjudica a muchos. Trabajaremos para generar políticas de medio ambiente, energías renovables, transporte, entre muchas otras, que promueven el bienestar del ciudadano y como tales están amparadas por el derecho al acceso universal. En ese camino, es probable que debamos apoyar a los productores argentinos, muchos de los cuales serán pymes. En consecuencia, el apoyo a las pymes será resultado de nuestra visión y no un objetivo estratégico en sí mismo. El inti podrá llevar adelante este trabajo atendiendo las demandas de los productores o tomando la iniciativa desde la Institución. Ante la percepción de una ausencia social en una necesidad relevante, nuestra iniciativa será imprescindible. Para calificar nuestra responsabilidad frente a los productores hemos apelado a la consigna “los pequeños más fuertes”. Sabemos que es incompleta, ya que no comprende todo lo antedicho. Sin embargo, buscamos con ella señalar que debemos asistir con prioridad a las unidades productivas – actuales o futuras – y a sus trabajadores, para que puedan intervenir y desarrollarse en una democracia económica. Definimos como pequeños, a aquellos que necesitan contención y apoyo de ámbitos públicos, tales como: • Las unidades de producción de bienes y servicios que participan en mercados nacionales donde también están presentes actores de mayor peso relativo. • Los potenciales emprendedores que buscan sumarse a cadenas de valor a las que seguramente no controlarán. • Los desempleados. • Los municipios involucrados en la promoción de actividades productivas. • Los grupos comunitarios de menores ingresos. • Las organizaciones que se constituyen alrededor de intereses sectoriales (sindicatos, agencias de desarrollo local, sociedades de fomento). • En el contexto internacional, el atributo de pequeño puede extenderse a todas las unidades de producción de bienes y servicios de capital nacional, que participan de mercados internacionales donde también actúan empresas de mayor poder relativo. Esto abarca a casi cualquier empresa argentina. EL ESTADO El Estado, como administrador responsable de todos los asuntos comunitarios, es quien mayor capacidad tiene para condicionar –positiva o negativamente– la meta de bienestar general señalada al comienzo de este plan. Reconocemos, en principio, tres responsabilidades del Estado, sea cual sea el foco de su interés. • Prestador de un servicio. En tal condición es seguramente usuario de diversas tecnologías de naturaleza industrial. • Promotor de una actividad productiva o para el fortalecimiento de la comunidad. • Regulador de las actividades de los individuos o empresas, con el objeto de cuidar el interés comunitario. Tal vez uno de los cambios cualitativos más fuertes, producto de correr el foco desde el servicio a empresas hacia el bienestar comunitario y ciudadano, es que el inti se convierte en interlocutor insoslayable para numerosos ámbitos del Estado y para cada uno de ellos, en una o más de las tres responsabilidades identificadas. página 10 El servicio de la salud pública requiere tecnología industrial cuando se trata del diseño, fabricación o mantenimiento de equipo e instrumental médico, cuando se debe asegurar condiciones de asepsia o desinfección de espacios o de indumentaria, cuando se lidia con la infraestructura edilicia. El sistema educativo puede recibir una asistencia valiosa si a consecuencia de ella se cuenta con aulas pensadas y equipadas bajo pautas ergonómicas de calidad apropiada. La producción a escala local o de una pequeña comunidad, la identificación precisa de las mercaderías que transitan por las Aduanas, las recomendaciones sobre uso eficiente de la energía pública o domiciliaria, la promoción del trabajo en adecuadas condiciones de higiene y seguridad, son algunas de las muchas tareas que dejan de ser esporádicas para el inti para pasar a ser sistemáticas. Nuestra responsabilidad, en consecuencia, es que cuando algún ámbito público preste un servicio, promueva una actividad productiva o comunitaria o regule la acción de individuos o empresas, encuentre en el inti una asistencia integral para generar un “Estado técnicamente sólido”.

19JUL2019

Escuela de Nanotecnologías en Agroindustrias y Agroalimentos 02/09

Instituto Nacional de Tecnologia Industrial

Herramientas tecnológicas para el estudio del Patrimonio Cultural. Módulo Biodeterioro 16/08

Instituto Nacional de Tecnologia Industrial

II Encuentro sobre " Estudios e Investigaciones Aplicados a Bienes Culturales" 19/06

Instituto Nacional de Tecnologia Industrial

3 de 3 resultados